Precariedad Arquitectónica – Comunicación – Congreso de Arquitectos de Valencia

PRECARIEDAD ARQUITECTONICA _pdf 

PRECARIEDAD ARQUITECTÓNICA O QUE TIENEN EN COMÚN UN TRABAJADOR MIGRANTE Y UNA JOVEN ARQUITECTA

Propuesta para una cartografía

1. Definición

La precariedad como concepto-herramienta deleuziano es referida a la condición temporal, flexible, contingente e intermitente del trabajo en las sociedades postindustriales.  La creación de un nuevo método de organización y gestión del trabajo basado en la inestabilidad laboral y el cambio de la economía hacia el sector servicios modifica las relaciones de la gente con el trabajo y con su entorno. Un entorno altamente mercantilizado y especulativo, en el que la vivienda se ha convertido en un lujo.

La arquitectura, y con ella los arquitectos, pasan a formar parte de ese sector servicios mercantilizado y se comienza a situar en una esfera emergente de flexibilidad, temporalidad e intermitencia, estado que afecta sobre todo a jóvenes y mujeres.

No será únicamente una precariedad puramente económica, pues la gran parte de nosotros tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas, sino el hecho de que una situación de inestabilidad y miedo nos sitúa con las mismas carencias y en relación a otros colectivos aparentemente muy lejanos a nosotros.

  1. Cartografía
  2. Un recorrido por diversos aspectos relacionados con nuestra precariedad como colectivo nos permite trazar una visión global del estado de la profesión y vislumbrar posibles salidas o estrategias hacia el futuro.
  3. Arquitectos explotados.

De una figura privilegiada a una figura potencialmente y de hecho explotada.

Hasta hace pocos años el Señor Arquitecto era una profesión venerada, bien situado social y económicamente, con una profesión artística pero técnica al mismo tiempo y con influencia sobre las decisiones de su entorno.

Sin embargo, actualmente esta situación ha cambiado sobremanera. El número de arquitectos ha aumentado exponencialmente y es dificil que todos tengan despacho propio, por lo que la gran mayoría ha terminado trabajando para otros compañeros sin poder alcanzar las cotas salariales de estos últimos.

De las últimas encuestas realizadas sobre el estado de la profesión se deduce que el 63% de los encuestados son falsos-autónomos.

Esta situación ha sido vendida por los jefes de despachos durante los últimos años como una situación ventajosa para el recién licenciado, pues de esta manera podías ir “haciendo tus propias cosas” cuando la realidad te mostraba que eso nunca iba a llegar porque con jornadas de 10 horas diarias resulta bastante complicado.

Hasta ahora esta situación ha sido descuidada por los propios Colegios Profeisonales, la crisis sin embargo, saca a la luz esta situación y el desamparo en que se quedan los jóvenes una vez que son despedidos.

Diversos colectivos (Arquitectos Explotados p.ej.) han venido denunciado esta situación; que ha desembocado en la creación de un libro blanco de la contratación redactado por el COAM. Habrá que esperar para el resto de las autonomías.

¿ es necesario un sindicato de Arquitectos ? ¿ responden los Colegios a las necesidades profesionales?

2. ¿ a cuánto se cobra el pensamiento ? La explicación de un trabajo inmaterial.

La Arquitectura no es “tirar líneas”, tampoco es “sacar kilos de papel”, ni “dibujar cuatro rayas”, ni “tenlo para ayer”, la Arquitectura es un proceso racional en el que convergen todos los conocimientos adquiridos, las referencias, proyectos anteriores en un proyecto arquitectónico y en el cual es trasladado al papel en forma de croquis, planos, vistas, etc para que pueda ser compartido con el resto de participantes.

Esto, que podría ser una bonita  y escasa definición de la Arquitectura, ¿cómo explicamos a un promotor que sólo ve kilos y kilos de papel a los cuales le obliga el Estado para construir las miles de viviendas en ese terreno que le acaban de recalificar? ¿cómo se lo explicamos al resto de la sociedad?

3. El arquitecto-masa. De ser “unos pocos” al proceso de democratización

La Arquitectura ya no es una conocimiento privilegiado a unos pocos; nuevas Escuelas, nuevas legislaciones, nuevos códigos, nuevas prácticas se inmiscuyen en el que era, hasta hace poco, nuestro ámbito de actuación.

Una generación de nuevos profesionales (geógrafos, sociólogos,  biólogos, etc.), interesados en el espacio público y la arquitectura, se han convertido en actores públicos con más presencia e influencia social y política que los propios arquitectos, ensimismados en una construcción sin control estos últimos años, dejando de lado la participación social de la profesión.

¿ qué necesitamos en esta nueva situación, qué nuevas potencialidades hay para el arquitecto-masa, democratizado, pero explotado? ¿ es necesario establecer nuevas agrupaciones profesionales ?

4. Del tablero y CAD al BIM. Medios insuficientes, generación de recursos.

Unos estudios excesivamente gremiales dificultan al recién licenciado su comienzo en solitario; es necesario conocer “los secretos de la profesión” e iniciarse en los mismos a través de un situación casi esclavista.

La hipertrofia de los beneficios en la construcción ha conllevado un non-stop en los estudios de arquitectura que no han optimizado sus medios de producción.

El paradigma de dibujo en la mayoría de los despachos sigue siendo el mismo de hace 30 años, aunque informatizado, un tablero de dibujo llevado a un programa CAD.

¿ la aparición de estándares de intercambio, programas de dibujo BIM, el proceso de Bolonia mejorarán la labor profesional del Arquitecto ?

5. Atrapados en el ladrillo. El entramado de la construcción.

Los años pasados de bonanza económica no han sabido aprovechar el potencial constructivo español en una mejora  de la misma o en la creación de una industria ágil y sofisticada.

Formamos parte de un sector en el que la corrupción y la especulación del suelo son noticias de todos los días. Arquitectos implicados en casos de sobornos, etc, y también presionados en su trabajo diario por políticos para recalificaciones urbanísticas.

Nos enfrentamos todos los días a la precariedad de las sub-contratas y la realidad de la migración  en las obras.

¿ cómo moverse en una obra globalizada ? ¿ es tiempo de una mayor tecnificación de la construcción?

  1. El futuro de los arquitectos precarios.
  2. Este comienzo de una cartografía de la precariedad arquitectónica permite abordar aquellos aspectos que va a ser necesario abordar.
  3. La aparición de nuevos fenómenos sociales y agrupaciones al margen de los colegios profesionales tras los cuales asoman nuevas formas de trabajo y de colaboración entre nosotros.

Los cambios informáticos conllevan un nuevo paradigma de dibujo y pueden conllevar un cambio en el proceso constructivo.

¿por qué no? Tras una década de rápido crecimiento la crisis nos ayuda a repensar nuestra profesión, ver qué podemos/queremos ofrecer a la sociedad, tecnificar la construccción , y para eso mismo estamos en este congreso.

 Comunicación presentada en el Congreso de Arquitectos de Valencia. 2009. Antonio Casas Cortés y Teresa Benito Magallón.